Disfruta en las bodas y comuniones con estos sencillos consejos

Ha llegado la época de las bodas y muy pronto empieza la de comuniones. Todas hemos asistido a alguna (o varias) y si algo sabemos es que debemos ir guapísimas porque así lo requieren este tipo de eventos. Pero una vez sentadas en la mesa ¿tenemos claro qué cubiertos debemos utilizar para cada plato? o ¿cómo debemos situarlos una vez hayamos terminado? o ¿qué pan debemos coger para no robar el de nuestro compañero/a de mesa? Tranquilas, que no cunda el pánico, hoy os dejamos algunos conocimientos básicos para que en ningún momento se os escapen estos pequeños pero importantes detalles.

Antes de empezar, y en referencia a nuestro modelito, debemos saber que se permiten vestidos y accesorios diferentes según si el evento es por el día o por la noche. Si se trata de una boda de día o una comunión debemos llevar un vestido corto (cada una lo corto que quiera) y como accesorios se permiten los tocados y pamelas. Si por lo contrario se trata de una boda celebrada por la noche, los vestidos deben ser largos y no se permiten ni tocados ni pamelas. Pero en ambos casos, algo que si está permitido y además se aconseja, es completar el look con un clutch o cartera de fiesta que resalte los detalles del vestido que se lleve para cada ocasión.

Centrándonos ya en el protocolo que debemos seguir una vez sentadas en la mesa que se nos haya otorgado, vamos a nombrar algunas de las cosas que debemos hacer para estar más cómodas en este tipo de fiestas:

Al sentarnos vemos que delante de nosotras hay un montón de cubiertos y copas, cada una con un tamaño y una forma diferente. En ese momento surgen las dudas, pero únicamente debéis estar tranquilas y empezar por el principio.

Poned sobre vuestro regazo la servilleta desdoblada para dejar libre el plato y evitar mancharos, que con lo monas que os habéis puesto debéis cuidar estos detalles, y saber que con los cubiertos se debe empezar desde a fuera hacia dentro. Es decir, para el primer plato usaremos los que más alejados estén del plato que nos han servido. Al terminar, bastará con situarlos juntos en un lateral, como si marcáramos las 4:20h en el plato, para indicar a los camareros/as que ya lo pueden retirar.

Si queremos pan para acompañar la deliciosa comida, debemos coger el que tengamos en el platito situado a la izquierda de las copas, nunca el del plato de la derecha, ya que de ser así le estaríamos robando el pan a nuestro compañero/a de mesa y eso no lo queremos hacer, ¿verdad?

¿Y las copas? Dependiendo de las bebidas que se vayan a servir, puede haber hasta 4 tipos diferentes. Lo más importante es saber diferenciar la de agua, la más pequeña que haya; la de vino, la cual tiene forma de tulipán y es más grande que la de agua; y la de champagne, que es más alargada y fina además de tener la base más larga que las anteriores.

Si respetamos estas pequeñas normas de protocolo y tenemos en cuenta que fumar entre plato y plato no está permitido, como tampoco el uso de palillos delante de todos los comensales, más que nada porque no es demasiado agradable, podremos disfrutar del evento al que se nos haya invitado porque nos será mucho más fácil actuar con naturalidad, sencillez y seguridad en nosotras mismas.

02190_HD

Tus bolsos durarán años ¡sigue estos consejos!

Chicas, sabemos de sobra que un bolso no sirve solamente para transportar nuestros imprescindibles objetos. De ser así, ¿por qué cada vez que vemos un bonito diseño en un escaparate nos enamora de tal manera que no podemos completar un look sin pensar en él? Está claro, en realidad un bolso es aquel complemento que, a parte de permitirnos llevar todos nuestros objetos, nos ayuda a completar y transformar por completo un outfit simple en otro impresionante.

Pero como todo, debemos cuidarlos para que podamos combinarlos con muchos looks durante mucho tiempo. Es por eso que queremos a daros unos consejos fáciles para su mantenimiento y almacenamiento. ¡Allá vamos!

En primer lugar debemos saber que el cuidado de cada bolso depende del material con el que esté hecho. De todos modos el proceso suele ser el mismo.

Para empezar conviene prevenir. Existen sprays protectores para cada tipo de material que disminuyen la posible aparición de polvo y repelen mejor el agua. Aconsejan aplicarlos en movimientos circulares y a 15cm más o menos del bolso para no rociarlo directamente, no vaya a ser que previniendo creemos manchas.

Una vez empecemos a usar nuestro complemento favorito, debemos tener en cuenta unos detalles que harán que nuestros bolsos luzcan como el primer día. El polvo es nuestro gran enemigo, hace que parezcan viejos y hasta incluso pueden llegar a agrietar algún tipo de material, ya que los reseca. Por eso, cada mes y medio, conviene retirarlo con una gamuza.

El clima es otro de nuestros adversarios, si nos sorprende la lluvia, a parte de intentar cubrirlo, debemos retirar lo antes posible las gotas de agua con un paño seco y limpio y dejarlo secar de forma natural. Si por lo contrario hace mucho sol, lo mejor es intentar exponerlo a él lo menos posible, de no ser así puede decolorar el bolso.

Y para el día a día… Sabemos que es muy difícil elegir qué cosas no debemos llevarnos por si a caso esto o aquello, pero lo mejor, tanto para la salud de nuestra espalda como para el mantenimiento de las asas y costuras, es cargar los bolsos con solamente lo imprescindible, de no ser así tardarán menos en descoserse o romperse. ¡Y no queremos que eso pase!

Sin duda las cremalleras son las más usadas, las haremos trabajar una media de 25 veces al día, por eso es aconsejable ponerles cera, jabón o crema de vez en cuando para que abran y cierren más fácilmente.

Una vez haya terminado la temporada y queramos guardar nuestros preciosos complementos funcionales para volverlos a lucir más adelante, hay que tener en cuenta que lo mejor para todos es ponerlos dentro de una bolsita de tela, nuestros bolsos siempre llevan una en su interior. En caso de que sean rígidos, además debemos rellenarlos con papel para que en ningún momento se deformen. Si por lo contrario son flexibles, conviene colgarlos en algún lugar sin humedad. Y finalmente, si son bolsos pequeños y tienen asas largas, lo mejor es ponerlas dentro del mismo para que no se produzcan esos enredos que tanto nos cuesta deshacer después.

Siguiendo estos pequeños consejos tendréis bolsos que os durarán años, ¡pensad la de combinaciones que podéis llegar a hacer!

Captura de pantalla 2015-03-18 a las 14.26.45

Mejorar el estado de ánimo se puede, cambia tus posturas

Cuidar cuerpo y mente se ha convertido ya en nuestro estilo de vida. Sabemos que debemos trabajar ambos aspectos para poder funcionar al 100%. Por eso, si lo entendemos como un conjunto inseparable, un simple cambio en nuestras posturas corporales puede mejorar, como mínimo, nuestro estado de ánimo.

¿Os suena extraño verdad? A nosotras al principio también, pero después de comprobar que numerosos estudios lo corroboraban y de saber por qué se produce esta “magia” nos picó la curiosidad, lo probamos y ya lo hemos integrado en nuestras vidas. Hoy queremos contároslo para que vosotras también lo podáis hacer.

Amy J.C. Cuddy, una famosa psicóloga en EEUU dedicada al estudio del lenguaje no verbal y su efecto en las emociones, realizó un estudio a 42 personas para comprobar los efectos que se producían al adoptar diferentes posturas corporales. Con ello entendió que hay dos tipos de posturas y que al mantenerlas durante al menos dos minutos producen sentimientos distintos. Unas son las que nos obligan a expandirnos, a ocupar más lugar y que por lo tanto nos hacen sentir más grandes y más seguros de nosotros mismos; y las otras, las que nos hacen ser más pequeños y que por lo tanto nos aportan un sentimiento de fragilidad e inseguridad.

¡Hasta las hormonas de estos voluntarios se revolucionaron! Al adquirir una postura más erguida y expandida sus niveles de testosterona aumentaron y los de cortisol (la hormona del estrés) disminuyeron, es por eso que se sentían relajados, seguros y con más energía.

Pero esto no es magia, se debe a que nuestra mente se cree todo lo que nuestro cuerpo hace, por eso si este adopta una posición relajada y expandida la mente entiende que se trata de seguridad en nosotras mismas y nos lo hace sentir. ¡Pura ciencia!

Venga, toma nota de estas cuatro posturas y pruébalas a lo largo del día durante dos minutos:

  1. Sin que tu jefe te vea, siéntate y pon los pies sobre la mesa mientras sostienes tu cabeza con las manos en la nuca. ¿Quién es la jefa ahora?
  2. Mirándote al espejo y viendo lo guapa que estás hoy, ponte erguida, con los hombros hacia atrás y la mirada hacia el frente. Si consigues adecuar esta postura a tu día a día te sentirás genial.
  3. Apoya toda la espalda a la pared y eleva un poco la cabeza. Al acompañarlo con una respiración pausada te relajarás de inmediato, sin duda.
  4. Camina con paso firme y con zancadas más largas al mismo tiempo que pones tu cuerpo erguido, te dará la sensación de que te diriges al objetivo correcto sin perder el tiempo en detalles sin importancia.

¡Ah, y no lo olvides! Se trata de sentirnos bien con nosotras mismas, por eso a estas mejoras en nuestra postura corporal se le debe sumar siempre una buena imagen, pero no para tener en cuenta las opiniones de los demás, sino para vernos y sentirnos mejor, mucho más guapas y aún más seguras. Así que ya sabes, prepara con tiempo tus modelitos y combínalos con los complementos que más te gusten.

woman-570883_1280

MUPPIES, así se nos llama a las mujeres de hoy en día

Mujeres de éxito, plenamente formadas, cuidamos tanto nuestro interior como el exterior, supermamás….uf… ¡qué definición tan larga! Resumiendo, ahora tenemos nombre, somos MUPPIES.

Y ¿de dónde viene este término? Pues lo ha propuesto la escritora Michelle Miller en su libro “The Underwriting”, en el cual ha hecho una especie de estudio social del estilo de vida de los jóvenes de Manhattan en la actualidad. Parece ser que, en este ambiente de post-crisis financiera, los millenial (la generación de jóvenes de edad comprendida entre los 22 y 35 años) han adquirido varias de las ambiciones perseguidas por los yuppies de los años 80 (el estereotipo de joven ejecutivo/a estadounidense amante de los negocios, el dinero, la tecnología y la moda). Sin embargo, el objetivo de las actuales muppies es la felicidad haciendo y trabajando de lo que más les gusta, no el dinero y el poder. Para ellas el dinero es solo un medio para llegar al fin perseguido.

Por supuesto, adoran la tecnología; es más, la utilizan para mostrar al mundo su camino a la felicidad. Para ello las redes sociales son su gran aliado. Pero no penséis mal, también hacen uso de la tecnología para seguir formándose e informándose, ya sabéis, blog por aquí, revista online por allá, cursos a distancia….Se trata de sacarle el máximo partido.

IMG_0877b1

Como tienen claro que cuerpo y mente van siempre de la mano, liberan las tensiones y miman su precioso cuerpo en clases de yoga, senderismo para estar en contacto con el medio ambiente, algo también muy importante para ellas,… ¿y si hace falta alguna pastillita para el dolor de cabeza? Pues nada, tiran mano de los remedios homeopáticos. El tema es cuidarse, porque al fin y al cabo ¿si no nos cuidamos nosotras quien lo va a hacer? Por supuesto la alimentación sana es indispensable pero si se cruza una hamburguesa en su camino se le echa mano ¡que un día es un día!

Utilizan la moda a su manera. Están completamente al día de lo que se lleva, por eso lo adapta cada una a su estilo, de modo que las defina y les permita comodidad al mismo tiempo que funcionalidad. Les encantan las compras online porque les ahorran bastante tiempo, aunque si se presenta una tarde libre se utiliza para ir de Shopping ¡eso nunca falla!

¿Y las que son mamás? Pues deberíamos llamarlas “supermamás”. Están muy pendientes de todo lo que necesitan sus peques, los miman, los acompañan hasta el infinito y más allá, y aún así cuando se van al trabajo sabiendo que ellos están en buenas manos sienten un pellizquito al corazón.

Por ser así y de otras muchas formas, tenemos un día al año que no podemos dejar de celebrar. El día de la mujer es para todas nosotras, para las mujeres de éxito, porque seamos Muppies o no conseguimos hacer todo lo que esté en nuestras manos por nuestra felicidad y la de los que nos rodean.

¡FELIZ DÍA A TODAS!